Por Juan Antonio Pizarro, CEO Periplia

 

Blog - Septiembre 4

CHW*

 

Introducción

Hay tres objetivos claros de Recursos Humanos dentro de las empresas modernas:

1. Productividad

2. Compromiso

3. Felicidad

 

Para lograr estos tres objetivos Recursos Humanos debe enfocarse en: uno, atraer a las personas más adecuadas para la organización; dos, alinear a esas personas con las estrategias y valores corporativos y garantizar la contribución individual y colectiva al logro de los objetivos de la empresa; tres, desarrollar sus competencias y habilidades individuales para que su contribución sea sostenible en el tiempo; y, cuatro, compensar el aporte de la persona a los resultados de corto, mediano y largo plazo de la empresa.

 

Atraer

Al igual que en el Reino Animal, las empresas deben desplegar su “mejor plumaje” para cortejar y contratar a las personas con el mejor talento, las más adecuadas para su negocio y para su cultura. Por talento entendemos no una característica, sino una combinación de:

• Conocimientos

• Experiencia

• Competencias

• Habilidades

• Actitud

 

Las empresas hoy deben definir una serie de características generales comunes (competencias, habilidades y actitud) para todas las personas que trabajan, o desean trabajar, en ella y unas específicas para cada cargo o labor (conocimientos, experiencia y habilidades). Como regla general (lo que los gringos llaman “rule of thumb”) las características generales deben primar sobre las específicas. Y dentro de las primeras la crítica es la actitud, pues como sostiene Herb Kelleher, quien fuera CEO de Southwest Airlines: “A través del entrenamiento podemos cambiar los niveles de habilidad pero no podemos cambiar la actitud”.

El plumaje que la empresa debe desplegar ante los potenciales candidatos está compuesto de:

A. Su reputación como empresa

B. Su ambiente de trabajo

C. La reputación de sus líderes (la “marca de liderazgo” de Ulrich)

D. Sus niveles de remuneración

E. El proceso de selección y contratación que realiza (el cortejo), y

F. El proceso de incorporación y de inducción a la empresa

 

Entre más brillantes y más conocidos sean los cuatro primeros y entre mejor diseñados e implementados sean los últimos dos, más eficaces y exitosos serán a la hora de atraer a los mejores, y a los más adecuados candidatos a la empresa.

 

*Imagen tomada de: http://www.chw.net/2013/02/el-pavo-real-podria-definir-la-tecnologia-de-la-nueva-generacion-de-pantallas-hd/

septiembre 4, 2015