Por Pilar García.

 

En el contexto actual, acelerado, digital y muy competitivo, la inteligencia empresarial consiste en voltear a mirar la gran riqueza de cualquier organización: las personas. Hacer lo mejor por ellas es una verdadera inversión en el bien y los resultados de toda la compañía.

 

MetodoPeriplia

 

Hoy la innovación es uno de los más efectivos catalizadores de transformación organizacional. En 2015, por ejemplo, en Estados Unidos se hicieron 589.000 requerimientos de patentes y en Corea del Sur, 213.000. Frente a esas monumentales cifras, ese mismo año en Latinoamérica hubo 65.000. ¿Cuántas de esas patentes partieron de la creatividad en Colombia? Apenas 2.242, una cifra tímida que invita a reflexionar sobre la necesidad de seguirle apostando a la innovación en los emprendimientos empresariales.

Lo cierto es que no hay innovación sin talento humano. La innovación en los procesos de talento humano puede ser la clave de la transformacion y en eso el Método Periplia, partiendo del análisis de quiénes son los empleados de la empresa y cómo atraerlos, alinearlos, desarrollarlos y compensarlos, puede representar una oportunidad para impulsar a las empresas. Innovar es el resultado de sinergias y alianzas entre las redes humanas, internas y externas. Innovar es co-crear.

Son cuatro dimensiones que, bien enfocadas, van a impactar en cambios reales en su organización. Primero, hacer que sea un lugar grato para trabajar, un espacio donde se vivan relaciones sanas y constructivas, donde exista confianza, respeto y calidez convertirá a su compañía en un imán del talento. Ya conformado un equipo inmejorable, el foco es que todos trabajen como un engranaje, en pro de las mismas metas. Lograr un trabajo con sentido común. Tan simple como hacer de la empresa un lugar atractivo para que el mejor talento quiera trabajar ahí, es decir, atraer.

En segundo lugar, resulta esencial hacer de los objetivos comunes la brújula de todos: alinear. Y para alcanzar la eficiencia y eficacia de ese trabajo, la herramienta clave es la formación y actualización permanente. Hacer que las personas que hacen equipo cada vez sepan más y den lo mejor de sí mismas. Sólo así se logra un ambiente competitivo sano y se dibuja una ruta de superación permanente que nutra la autoestima personal y genere procesos de mejora continua. En una palabra, desarrollar.

Finalmente, la clave está en saber compensar no solamente con un salario justo y apropiado, sino a través de otros incentivos emocionales y que ofrezcan calidad de vida. Se trata de retribuir de diferentes maneras el trabajo y la productividad, o sea, compensar.

El Método Periplia apoya la transformación del talento de la gente, el crecimiento del compromiso y, por ende, deriva en el aumento de la productividad de una empresa. Consiste en contar con la información clave para tomar decisiones acertadas y convertir los datos en información con sentido; es, además, una guía para gestionar el talento humano, para conocerlo, entenderlo, potenciarlo y empatizar con él de manera holística. Es una hoja de ruta para aprender a innovar sobre el mapa más complejo e importante: el humano.

Así es que son diversas las áreas en que se puede innovar respecto al modelo de negocio o al equipo humano para ser una compañía que hace la diferencia. Por ejemplo, Virgin Mobile Colombia fue el operador nacional con mayor crecimiento en ventas en 2016. Una de sus estrategias de innovación se centró en su talento humano al ofrecer vacaciones ilimitadas a sus empleados bajo una premisa simple: las empresas se deben enfocar en lo que las personas hacen y no en la cantidad de tiempo trabajado.

Por su parte, Ciudaddemascotas.com, ejemplo de emprendimiento nacional de comercio digital con un extraordinario crecimiento, optó por innovar a través de la inversión en su gente. Designó 20% de su capital semilla recogido en 2013 en un lugar físico mejor y más agradable para el trabajo diario de sus empleados. Una estrategia enfocada en alinear su fuerza laboral y en compensarla, que claramente redunda en la atracción de los perfiles que requieren para cumplir con su estrategia en el mercado.

Tostao, cómo no mencionarlo, centró su innovación en su genial propuesta de valor de “Café y pan” sin estratos, a precios accesibles y con productos de muy buena calidad. No cabe duda que su enorme crecimiento, que escala de 100 puntos a 200 en un año, también se debe a la acertada atracción de su personal y su alineación hacia una misma meta y modelo de contratación: “Sin prisa, sin pausa”.

Así pues, la invitación es a innovar y a transformar la organización desde los seres humanos que la conforman. A ser referente de talento humano, de forma sencilla y contundente. Haga la diferencia.

 

Banner_Periplia blog-01

 

*Crédito de la imagen:Designed by Freepik

abril 24, 2018