Trabajo virtual: el reto en tiempos caseros.

motivacion laboral
La motivación laboral es tu decisión
julio 29, 2019
Otros articulos

Trabajo virtual: el reto en tiempos caseros.

En medio de esta coyuntura inesperada del COVID-19, el teletrabajo es la gran alternativa para no parar muchas de nuestras actividades y seguir siendo productivos. Periplia comparte algunas ideas prácticas y reflexiones sobre esta forma de trabajo.

 De un momento a otro, la pandemia del coronavirus transforma nuestra cotidianidad. El confinamiento nos abre a nuevas reflexiones, actividades y maneras de seguir adelante con el día a día.

 Sin duda, una gran ventaja de estos tiempos contar con la conexión en tiempo real, así como con innumerables herramientas para hacer más cómodas y efectivas nuestras tareas laborales.

 Sí, es una suerte poder trasladar fácilmente las oficinas a las casas, solo con computador, teléfono y conexión a Internet. En otras épocas de la historia no podrían creerlo.

 Para hacer más productivo, eficiente y agradable el trabajo en casa, bien vale la pena tener en cuenta…

 SU OFICINA EN CASA

No se trata de irse a trabajar a casa y ya. Se deben crear y ambientar un
espacio para que tenga las condiciones mínimas:

                    ·        Luz suficiente.

·        Equipos en buen estado.

·        Silla ergonómica, en lo posible.  Si no, tener cuidado con la postura/flexión de cuello y espalda, para evitar problemas musculares, bursitis, etc.

·        Entorno seguro sin cables sueltos, toma-corrientes destapadas.

·        Menor ruido posible. 

·        Procure que sea un lugar acogedor y agradable.

 

       SU  PERSONALIDAD

Cada persona es distinta. Algunas requieren mayor contacto con el equipo de trabajo para llevar a cabo sus actividades. Algunas pueden trabajar en soledad de manera más autónoma que otras. Valore sus necesidades particulares según sus competencias, personalidad y funciones, para adicionar la posibilidad de teleconferencias, chats, etc.

SU ENTORNO

No es lo mismo vivir solo que tener alrededor una familia, a la cual debe prestarle atención. Este tipo de contextos pueden afectar su compromiso y productividad en el trabajo. Resulta entonces indispensable valorar las condiciones en casa de cada persona, para buscar las mejores alternativas.

SU TRABAJO

Es clave establecer claramente cuáles van a ser los entregables o resultados que se esperan de su teletrabajo, para establecer un plan de tareas y compromiso de desarrollo de actividades. Los jefes deben dejar muy claro este punto y, si es necesario, generar un proceso de acompañamiento y seguimiento, de modo que la productividad no se vea afectada por el cambio. 

 

Para que nuestro trabajo tenga el alcance que le queremos dar, Periplia le comparte algunos tips:

·        Defina un foco, es decir, qué cosas atender primero. Establezca prioridades. Haga una
matriz con necesidades, intereses y retos, y alinee propósitos, objetivos y
acciones.

·        Establezca un orden. Tenga en cuenta la importancia y urgencia de cada tarea.

·        Organice su jornada cada día.

·        Sea estricto con sus horarios de alimentación.

·        Procure tener pausas activas con frecuencia: camine, estírese. Por ejemplo, levántese

para responder llamadas.

·        Vístase como si fuera a trabajar, para que se sienta como una oficina real.

·        Establezca horarios precisos de descanso y ocio.

·        Lo más importante: gócese el teletrabajo.

 

                                       ¡Poder trabajar en casa es una oportunidad maravillosa! 

No todos pueden hacerlo. Es una gran experiencia para aprender de uno mismo y de auto disciplina; plantearse retos de planeación y autonomía; aprender a usar nuevas y diversas soluciones tecnológicas; dar un paso más en el trayecto de la transformación digital empresarial y, por qué no, estar con sus niños, sus plantas, su perro o su gato.

¿Sabía que en
Colombia existe una ley sobre el teletrabajo?

Desde 2008
existe una ley que estipula las condiciones y da vía libre a la
implementación del teletrabajo en el país, como una alternativa viable hacia
la productividad y rentabilidad. Hoy, la coyuntura del COVID-19 nos fuerza a
adoptar esta modalidad. Puedes consultar sus consideraciones en 
Ley 1221 de 2008.